La disfunción eréctil (DE) es un problema común que afecta a millones de hombres sólo en el Reino Unido. Aunque puede ser un problema preocupante, existen tratamientos y es importante conocer las causas de la disfunción eréctil para encontrar una solución eficaz. El Servicio Nacional de Salud (NHS) ofrece consejos sobre el diagnóstico y el tratamiento de la disfunción eréctil, así como información útil sobre las posibles causas de este trastorno. En esta guía, hablaremos de las causas de la disfunción eréctil según el NHS, junto con consejos útiles e información para tratarla.

Causas físicas

El NHS afirma que las causas físicas constituyen alrededor del 80% de los casos de disfunción eréctil, a menudo debido a una mala circulación derivada del envejecimiento o a problemas médicos subyacentes como la diabetes o la hipertensión. Otras causas físicas son las lesiones nerviosas provocadas por heridas o intervenciones quirúrgicas, los desequilibrios hormonales, ciertos medicamentos como los antidepresivos y problemas psicológicos como la depresión, la ansiedad o el estrés.

Causas psicológicas

Las causas psicológicas también pueden contribuir a la disfunción eréctil: aproximadamente el 20% de los casos están relacionados con problemas de salud mental, como trastornos de ansiedad o depresión. Los conflictos no resueltos en una relación también pueden influir, ya que el rendimiento sexual puede verse afectado si se siente ansiedad por la reacción de la pareja o si no se siente conectado emocionalmente. La ansiedad en torno a las relaciones sexuales también puede ser un problema importante, sobre todo si uno de los miembros de la pareja ha tenido experiencias negativas en el pasado, lo que le lleva a preocuparse por futuras insuficiencias en su rendimiento, que pueden empeorar los síntomas de la disfunción eréctil.

Tratamiento de la disfunción eréctil

Si cree que su disfunción eréctil está causada por motivos psicológicos, lo principal para que el tratamiento tenga éxito es tratar los problemas de salud mental subyacentes. Su médico de cabecera puede remitirle a sesiones de asesoramiento psicológico que podrían ayudarle a comprender mejor la dinámica de sus relaciones y a gestionar de forma más eficaz cualquier factor estresante de su vida.

En el caso de otras causas físicas relacionadas con la mala circulación, la mejora de los hábitos de vida, como hacer ejercicio con regularidad, comer de forma nutritiva y reducir el consumo de tabaco y alcohol, puede tener efectos beneficiosos en la prevención de los síntomas de disfunción eréctil. También existen medicamentos con receta específicamente diseñados para tratar la impotencia, siendo Viagra y Cialis las opciones más populares, aunque cada persona puede responder de forma diferente, por lo que siempre debe consultar a su médico antes de probar algo nuevo. La cirugía también es una opción si todo lo demás falla, pero sólo debe considerarse tras consultar antes a un especialista.

En conclusión, conocer las causas de la disfunción eréctil según el NHS es esencial para encontrar un plan de tratamiento adecuado a las necesidades individuales. Consultar a su médico debería ser siempre la primera opción a la hora de considerar las distintas opciones, aunque realizar cambios saludables en el estilo de vida, como hacer ejercicio con regularidad y comer de forma nutritiva, sin duda ayudará a mejorar las posibilidades de reducir los síntomas con el tiempo.


foto 1496429946712 acb085074b51?ixlib=rb 4.0
Seleccione su moneda
es_ESSpanish