La disfunción eréctil (DE) es una enfermedad grave que afecta a millones de hombres en todo el mundo. Puede afectar en gran medida a su calidad de vida, dejándole ansioso y deprimido. Afortunadamente, existen varios tratamientos eficaces para curar la disfunción eréctil de forma permanente. En esta guía, trataremos los tratamientos más comunes de la disfunción eréctil, desde la medicación y los cambios en el estilo de vida hasta la cirugía y otras terapias. También veremos algunos remedios naturales que pueden ser útiles para quienes buscan una alternativa a los métodos de tratamiento tradicionales.

Prevención y cambios en el estilo de vida

Uno de los pasos más importantes para curar la disfunción eréctil es la prevención. Siempre debe adoptar hábitos de vida saludables para reducir el riesgo de padecer disfunción eréctil o de empeorarla si ya la padece. Esto incluye hacer ejercicio con regularidad, seguir una dieta equilibrada, dormir lo suficiente, controlar los niveles de estrés y evitar comportamientos poco saludables como fumar y beber en exceso. Todas estas actividades no sólo le harán más sano, sino que también reducirán sus probabilidades de desarrollar disfunción eréctil o de empeorarla si ya la padece.

El siguiente paso es buscar cambios en el estilo de vida que puedan ayudar a mejorar su rendimiento sexual y darle más confianza en el dormitorio. Esto puede incluir prácticas como ejercicios del suelo pélvico (Kegels), asesoramiento o incluso terapia sexual si es necesario. También es importante que ambos miembros de la pareja se comprometan a mejorar su relación para que puedan trabajar juntos en la búsqueda de una solución a los problemas subyacentes que causan los problemas de disfunción eréctil en primer lugar.

Medicación y otros tratamientos

Si los cambios en el estilo de vida no son suficientes o no muestran resultados inmediatos, existen varios medicamentos utilizados como tratamiento de la disfunción eréctil, como el sildenafilo (Viagra), el tadalafilo (Cialis), el vardenafilo (Levitra), el avanafilo (Stendra) y las inyecciones/pellets/cremas/geles de alprostadil, que aumentan el flujo sanguíneo directamente al pene. Estos medicamentos pueden ser recetados por los médicos tras revisar el historial médico para determinar cuál puede ser el más beneficioso en función de la edad y otros factores como el estado de salud cardiovascular o la diabetes, etc. Sin embargo, estos medicamentos pueden no ser adecuados para todo el mundo debido a sus posibles efectos secundarios, como dolores de cabeza, mareos o problemas de visión, entre otros. Por lo tanto, consulte siempre a un profesional médico antes de empezar a tomar cualquier tipo de medicación para los problemas relacionados con la disfunción eréctil.

Cirugía y otras terapias

En algunos casos, la cirugía puede proporcionar una solución permanente para tratar los problemas de disfunción eréctil y restablecer el funcionamiento sexual a niveles normales, pero esta opción sólo debe considerarse después de haber agotado todas las demás opciones no invasivas, ya que las complicaciones asociadas a los procedimientos invasivos podrían tener graves consecuencias para la salud general a largo plazo. Otros posibles tratamientos incluyen bombas de vacío, inyecciones en el pene, así como el uso de implantes colocados dentro de la capa de tejido exterior del pene que proporcionan la firmeza necesaria durante el proceso de penetración cuando se está excitado. Pero una vez más al igual que la cirugía esfuerzo , uno debe entender todos los riesgos asociados antes de comprometerse auto cualquier tipo de enfoque invasivo simplemente porque los efectos secundarios que afectan a la funcionalidad mecánica potencialmente podría poner en peligro todo el proceso en cuestión .

Remedios y suplementos naturales

Por último, algunas personas prefieren utilizar remedios naturales en lugar de medicamentos recetados para sus problemas de disfunción eréctil, aunque hay muchas afirmaciones sobre la eficacia de ciertos suplementos a base de hierbas que carecen de pruebas científicas sólidas, todavía se necesitan más investigaciones para validar su eficacia, de lo contrario es inútil tomarlos basándose únicamente en campañas de marketing generadas por el bombo publicitario que empujan los productos hacia poblaciones vulnerables, se necesitan pruebas concretas que respalden la legitimidad de las afirmaciones hechas por aquellos que desean seguir este camino: Hacer ejercicio regularmente , comer sano / dieta equilibrada incluyendo muchas verduras de hoja verde , beber mucho líquido durante todo el día , mantener un peso corporal saludable de acuerdo con la literatura consumir 3-4 porciones de pescado variedad semanal preferentemente tipos grasos como el salmón caballa bacalao etc .. Intente también dormir bien por la noche, idealmente más de 8 horas diarias. Limite la ingesta de alcohol por encima de las pautas recomendadas. Reduzca los niveles de estrés mediante actividades de ocio que le resulten agradables. Por último, consulte a un médico especialista cualificado para que le diagnostique las afecciones subyacentes que contribuyen a la aparición del problema de disfunción eréctil. Todas estas medidas combinadas tomadas consistentemente rara vez fallan curar permanentemente sin recurrir a costosos medicamentos costosos procedimientos quirúrgicos de riesgo mencionados anteriormente optar en lugar de metodologías sensibles más rentables naturaleza proporciona a nuestro alcance a menudo veces pagando fracción de lo que gastaría tratamientos convencionales.

Seleccione su moneda
es_ESSpanish