¿Está luchando contra la disfunción eréctil y se siente abrumado por la multitud de opciones de tratamiento disponibles? No tema. Nuestra guía comparativa desglosa los medicamentos que se prescriben con más frecuencia, ofreciéndole una visión general de sus usos, eficacia, seguridad y coste. Despídase de la confusión y tome decisiones con conocimiento de causa.

Para quienes sufren disfunción eréctil, el primer medicamento que se suele recetar es Viagra, que actúa relajando los músculos del pene y mejorando el flujo sanguíneo para lograr una erección. Pero para una solución más duradera, Cialis es una elección inteligente. No sólo mejora el flujo sanguíneo para conseguir una erección, sino que sus efectos pueden durar hasta 36 horas.Perfecto para aquellos que no quieren tomar una pastilla todos los días, pero que buscan resultados duraderos.

Levitra (vardenafilo) es otra opción de tratamiento de la disfunción eréctil que funciona de forma similar a Viagra. Levitra empieza a actuar rápidamente, a menudo en 30 minutos, y sus efectos pueden durar hasta cinco horas. Es una buena opción para quienes necesitan resultados rápidos sin posibles efectos secundarios.

Por último, está el Stendra (avanafil), que se diferencia de otros fármacos para la disfunción eréctil en que actúa con rapidez, normalmente en 15 minutos, pero sólo dura entre 6 y 12 horas seguidas. Como tal, puede ser ideal para los hombres que no desean efectos duraderos pero necesitan un alivio inmediato de sus síntomas.

A la hora de decidir qué pastilla para la disfunción eréctil es la más adecuada para usted, es importante que tenga en cuenta sus necesidades y preferencias personales, así como los posibles efectos secundarios o riesgos asociados a cada fármaco. Su médico podrá aconsejarle sobre cuál es el más adecuado en función de su perfil de salud, estilo de vida y otros medicamentos que esté tomando simultáneamente.Además, todos estos fármacos tienen distintos niveles de eficacia en función de la causa de la disfunción eréctil, por lo que también es importante tener esto en cuenta a la hora de tomar una decisión. Por último, los cuatro fármacos pueden variar enormemente en términos de coste -desde las versiones genéricas, que son muy asequibles, hasta las de marca, que cuestan bastante más-, por lo que también debe tenerse en cuenta el coste antes de decidirse por el fármaco que mejor se adapte a sus necesidades.

foto 1581287278047 8950d3015e95?ixlib=rb 4.0
Seleccione su moneda
es_ESSpanish