A medida que los hombres envejecen, sus niveles de testosterona pueden empezar a descender, lo que se traduce en una disminución de la energía, la libido y mucho más. Pero hay buenas noticias: ¡mantener unos niveles saludables de testosterona no tiene por qué ser un reto! En este artículo te explicamos lo fácil que es para hombres de todas las edades aumentar de forma natural esta hormona vital para la salud y el bienestar masculinos. Así que no dejes que un nivel bajo de testosterona te desanime, sigue leyendo y descubre qué métodos mantendrán tus hormonas equilibradas a largo plazo.

 

Olvídese de la fuente de la juventud, el ejercicio puede ser su arma secreta para mantener la vitalidad a medida que envejece. El levantamiento de pesas y otras formas de entrenamiento de resistencia se han relacionado con el aumento de los niveles de testosterona en hombres de todas las edades. Los estudios sugieren que basta con tres veces a la semana; después de cuatro semanas, los hombres jóvenes observaron un aumento de sus hormonas, mientras que los participantes de más edad que se ejercitaron durante 12 semanas consecutivas experimentaron beneficios similares. Así que dedique hoy un tiempo a levantarse y moverse: ¡podría evitarle envejecer antes de tiempo!

 

El entrenamiento de resistencia es excelente para aumentar la fuerza, pero el HIIT va un paso más allá: se ha demostrado que las explosiones cortas de esfuerzo máximo combinadas con periodos de descanso dan un impulso adicional a los niveles de testosterona. Así que desafía a tu cuerpo y maximiza los resultados añadiendo un poco de trabajo intenso a intervalos a tu régimen de fitness.

 

Dormir lo suficiente no sólo es importante para recargar las pilas por la mañana, sino también para aumentar los niveles de testosterona. Las investigaciones han revelado que cuando los hombres jóvenes duermen sólo cinco horas por noche, su testosterona disminuye entre un 10 y un 15 por ciento. Para volver a la normalidad, intente dormir entre 7 y 9 horas completas cada noche y disfrute de los beneficios hormonales.

 

Comer bien no tiene por qué ser algo secundario: puede ayudar a mejorar la salud en general y a poner en marcha hormonas como la testosterona. Los estudios demuestran que alimentos como:

  • Carnes magras como pollo, pavo y ternera
  • Pescados como el salmón y el atún
  • Frutos de cáscara y semillas como almendras, nueces y linaza
  • Frutas y verduras como espinacas, brócoli y bayas


Por otro lado, entre los alimentos que pueden reducir los niveles de testosterona se incluyen:

  • Azúcar y carbohidratos refinados
  • Alimentos procesados
  • Alcohol
  • Productos de soja

 

No dejes que el estrés te quite la vida; contraataca con relajación. Para mantener unos niveles de testosterona saludables, empieza por atajar las preocupaciones y calmar la mente, así que practica actividades como la meditación, la respiración profunda o el yoga para relajarte y reequilibrarte. Además, recuerde dar prioridad a la diversión en su agenda: disfrute de una afición o pase tiempo de calidad con sus seres queridos para obtener un merecido alivio mental.

 

¿Quiere aumentar su testosterona? Los suplementos pueden ser una buena forma de conseguir un aumento extra, pero consulte siempre a su médico antes de tomarlos.

¿Buscas un impulso extra? Mejore sus niveles de testosterona con algunos suplementos naturales. La vitamina D, el zinc y el ácido D-aspártico son minerales que pueden ayudar a aumentar la producción de testosterona. Además, el fenogreco es un remedio herbal conocido por su importante efecto sobre los niveles hormonales masculinos. Consiga hoy mismo la ventaja que necesita: ¡pruebe estos ingredientes sencillos pero eficaces en su dieta!

 

Un peso saludable es fundamental para llevar una vida feliz y activa, y no sólo para mantener los niveles de testosterona. Los estudios demuestran que la obesidad puede reducir significativamente la producción de testosterona en los hombres. Para mantener las hormonas equilibradas y la cintura bien recortada, esfuérzate por ser constante con el ejercicio y la dieta: podría ser la clave para disfrutar de una salud óptima.

Seleccione su moneda
es_ESSpanish